Hay dos tipos de cámaras actualmente. Estas son las digitales y las de carretes.

  Empezaré hablando de las cámaras, bajo mí punto de vista mal llamadas analógicas. A este tipo de cámaras prefiero llamarlas de carrete.

  No voy a hablar de las de micro film. Luego hay tres formatos:

  1) 35 mm o paso universal.

  2) 4,5 X 4,5 cm - 4,5 X 6 - 6 X 6 cm y 6 X 7 cm estas son de medio formato.

  3) A partir de 7 X 9 cm, son de gran formato. De las de gran formato las más comunes son las de 9 X 12 cm y 5 x 4,5 pulgadas.

  Sea cual sea el formato de la cámara a emplear, los objetivos qué necesitamos son cómo mínimo tres. Un gran angular, un objetivo de los llamados normales y un pequeño tele para retrato.

  En 35 mm sería un objetivo de 20 mm gran angular, otro de 50 mm de los llamados normales, ya qué estos son los más parecidos al ojo humano en cuanto al ángulo de visión y compresión visual, por último un teleobjetivo moderado, perfectamente podría ser de 85 mm, o el 105 mm, ya que es ideal para retrato, por su moderada compresión y profundidad de campo.

  En las cámaras de medio formato los objetivos serían uno de 40 mm gran angular, otro de 80 mm este sería el normal y uno de 150 mm para hacer retratos.

  Cuando yo empecé en la fotografía, mi cámara era una de paso universal. Pasado un tiempo compré otra de medio formato. Y por último la de gran formato. Concretamente una de 6 X 6 cm y otra de 5 X 4,5 pulgadas. Esta última, o mejor dicho las cámaras de gran formato tienen la gran ventaja que se les puede descentrar el objetivo y son ideales para la fotografía de arquitectura, y de paisejes. Al decentrar el objetivo tienen un control absuluto de la perspertiva. En contra tienen que son muy voluminosas, pesadas y tienen qué ir montadas sobre un trípode. Pero no tienen rival. Otra ventaja muy grande es qué se ultiliza un porta placas para su carga, por lo cual sí solo necesitamos hacer una foto, la haremos sin más y no tendremos ni que esperar a tener terminado el carrete para positivar el negativo. Y sí tenemos prisa en positivar, tampoco sacaresmos el carrete sin exponerlo por completo, estropeando lo no utilizado.

  En las de medio formato los carretes pueden ser de 12 exposiciones, o de 22. Los porta carretes se les denominan de 120, o 220. 

   La gran ventaja de estas cámaras es qué se les pueden hacer ampliaciones enormes, por ejemplo vallas publicitarias, o positivar parte del negativo a grandes dimensiones sin perder calidad. La versatilidad de estas cámaras empieza por poder cambiar el negativo de color a blanco y negro, o viceversa sin estropear el negativo. Sin perder ninguna foto. Tienen una gran variedad de accesorios, son bastante ligeras y el obturador se encuentra en el propio objetivo.

  A LO LARGO DE LA SEMANA ESCANEARE ALGLUNAS FOTOS PARA QUÉ PODÁIS VER EL CONTROL DE LA PERSPECTIVA. ENCUADRE Y DEMÁS COSAS.

  Aquí se puede ver una cámara de medio formato montada con el objetivo de retrato 150 mm y visor a nivel de cintura. Visión desde arriba.

De izquierda a derecha. Objetivo de 80 mm, 40 mm gran angular, cámara montada con un 150 mm y visor a la altura de cintura, visor a nivel de ojo desmontado.

De izquierda a derecha. Cuerpo cámara, chasis porta carrete 120, gran angular, objetivo normal 80 mm, teleobjetivo 150 mm para retrato, visor a nivel de ojo y otro visor a nivel de cintura.