La fidegua

 Breve historia:

 Este  plato  es  tal  vez  donde  más  y  mayoritariamente  están  las personas equivocadas en el modo de hacerla.

 Voy a explicar uno de los mayores errores que se cometen en el. En primer lugar diré que los fideos que se emplearon en su origen fueron los del número tres.

 La fidegua nació de una reunión de amigos, donde se iban a comer una paella, pero se les olvidó el arroz. 

 La persona encargada de cocinar dicha paella cuando llegó el momento de poner el arroz, se dió cuenta de no tenía. Fue entonces cuando les propuso lo siguiente. No hay arroz, si queréis le pongo fideos. Los amigos le respondieron que le pusiera fideos en lugar de arroz  a ver que pasaba. A todos les gustó.

 Yo cuando hago una fidegua sí es para Mí, la hago tal como se hace la paella Valenciana. Sí tenemos invitados la hago como se hace una paella de marisco. Y si viene alguien que la quiere con los fideos super gordos no come. Entonces la hace mi mujer. Y cómo le suele poner los fideos super gordos para quedar bien, quién no come fidegua soy Yo.

 La fidegua no salió de un laboratorio gastronómico. Salió de una necesidad. Si no ponían fideos no comian. Y pusieron fideos del número tres. Los super gordos, esos que en la etiqueta pone fidegua no existían, cómo tampoco existía la fidegua.

 Se haga, cómo se haga es un plato fabuloso.

 Sí la hacéis de marisco; hacerla de la siguiente manera.

 Primero  hacer  el caldo. Para ello comprar pescado de roca, (tiene muy buen sabor), añadir una cabeza de merluza, un trozo de rape, una cebolla, un ajo, un tomate natural picado, peregil y se puede añadir mejillones y almejas; tanto los mejillones cómo las almejas luego se añaden con los fideos. Una vez esté hirviendo, dejarlo entre veinte y veinticinco minutos. Cuidado con la sal, ya qué al ser un plato a base de marisco ya es salado de por sí.

 Cuando ya esté hecho el caldo. Se coje la paella y en ella se sofríe: un calamar y una sepia troceadas, una vez estén casi terminados de sofreír se le ponen seis gambas (cantidad a voluntad). Lógicamente se le pone aceite. Cuidado con el aceite, se puede probar poniendo unos 200 cc de aceite de oliva, en lo sucesivo ya veréis si tenéis que aumentar, o disminuir dicha cantidad. Lo utilizo aceite de oliva virgen de 1º cómo máximo. Cuando las gambas estén sobritas, se le añade el caldo, Yo lo dejo hervir otros veinte minutos antes de poner los fideos. Transcurrido ese tiempo se le pone el azafrán. Es el momento de comprobar el sabor. Si le falta sal le añadís un poco. Pensar que los fideos cuecen sobre los diez minutos.

 Cuando  hagáis el caldo poner bastante agua. Ya qué si tenéis que añadirle agua a la fidegua, lo haréis del caldo sobrante.

 Si os decidís por hacerla de carne, se hace exactamente iual qué la paella Valenciana. Pero la cocción será sobre los diez minutos.

 Tanto  si  la haceis  de  marisco,  cómo  de  carne  es  un  plato fabuloso.

 Cuando hago una pella Valencia, nunca dejo que el arroz qué está en contacto con el acero de la paella se queme. Igual hago con la fidegua. Sí se quema tanto el arroz cómo los fideos qué están en contacto con el acero de la paella, nunca rasquéis los quemados, comer solamente el resto.

  Receta para seis personas:

  Para hacer el caldo.

 6 ó 8 almejas, mejillones. (Tanto las almejas cómo los mejillones se añaden a la paella cuando se le ponen los fideos).

 

 1 tomate natural picado.

 1 trozo de rape.

 1 pescado de roca.

 Se le puede añadir un poco de emperador. O mero.

 1 cabeza de merluza.

 1 trozo de rape.

 6 ó 8 gambas.

 Pensar que 1 kg de fideos es para 10 personas sacar la proporción para 6 comensales.

 Sí os excedéis con el aceite y la hacéis aceitosa es un plato igual que la paella Valencia de digestión larga y pesada.

 

 Nunca se debe comer el socarrat (arroz, o fiedeos quemados por estar en contacto con el acero de la paella).

 

 RECORDAR QUE TODOS LOS ALIMENTOS QUÉ ESTEN QUEMADOS SON CANCERíGENOS.